Sábado 17 de noviembre de 2018

Palmetta y un mano a mano con Marcos Escudero: Noté mucho más respeto hacia el deportista por lo que es


General Arenales. 12-04-2017.- Después de arreglar con Jorge Ochenduszka, mi entrenador, Marcos escudero visitó el KO Boxing Club de Martínez. En realidad fue más que visita, ya que el propósito era realizar una sesión de sparring de acuerdo a su preparación. Tras la sofocante tarde de entrenamiento, nos sentamos a matear y ponernos al día.
Marcos es oriundo de General Arenales, Provincia de Buenos Aires y tiene apenas 23 años. Amigo que me dejó mi paso por la selección nacional, viajó a Estados Unidos en busca de encontrar el lugar adecuado que lo lleve a cumplir su sueño de triunfar en el boxeo. Al tenerlo de nuevo charlando conmigo, solté mi ansiedad por que me cuente de su semejante aventura. Y lo digo así por que un día, con los dólares contados en su billetera, emprendió viaje hacia la tierra de las oportunidades, sin saber que algo bueno estaba por venir.
Los invito a compartir la charla que compartimos. Les presento: Marcos Escudero, campeón argentino, ex integrante de la Selección Nacional. Participó de la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016, que se realizó en La Rural. Fue parte de la franquicia argentina Los Condors en La World Series of Boxing y estuvo en los juegos panamericanos de Toronto 2015.
- ¿Por qué decidiste ir a los Estados Unidos?
Lo decidí, en primer lugar, porque no recibía respuestas de los promotores. Pienso que hoy por hoy Argentina no está viviendo su mejor momento en el boxeo. Por falta de peleas profesionales y de apoyo al deporte. Me encuentro con que muchos de mis compañeros de gimnasio, deportistas con los que hablo, muchos con el mismo deseo de emigrar a los Estados Unidos para poder dedicarse y crecer.
- ¿Con qué fin te fuiste a Estados Unidos?
Quería introducirme de lleno al boxeo profesional. Poder dedicarme, respirar las 24hs del día boxeo. Profesionalizarme en todas las áreas, tanto en lo técnico como físicamente. Nutricionalmente y psicológicamente. Siempre pensé que para ser el mejor hay que estar con los mejores y contar con los mejores en cada área.
- ¿Con qué expectativas te fuiste?
Pensaba en poder encontrarme con buenos entrenadores, buenos managers. Ver qué respuestas hay en otros países en comparación con Argentina. Por suerte se cumplieron todas mis expectativas, tuve muy buenas respuestas: muchísimo apoyo e interés de parte de los promotores hasta los managers. Noté gran interés de parte de ellos en mi carrera y hacía mi persona. Me encontré con un modo de trabajo serio tanto en la parte de entrenamiento de boxeo con los técnicos como a la hora de promover peleas.
- ¿Cómo ves tu futuro?
Lo veo 100% enfocado en el boxeo profesional. Dios quiera pueda instalarme en los Estados Unidos. Tengo varias propuestas, nada serio como para poder quedarme allá, pero sí mucha gente que quiere trabajar conmigo con quienes tengo que sentarme a conversar para evaluar y poder concretar algo.
- Considerando tu experiencia ahora en Estados Unidos ¿Qué me podes decir de tu paso por la selección argentina de boxeo?
Noté una mayor inversión de cada equipo con su respectivo peleador. Cada uno respetando sus áreas. Noté mucho más respeto hacia el deportista por lo que es. En Estados Unidos sentí que me brindaban todo lo que necesitaba desde lo psicológico hasta lo que involucra mi nutrición. Cosas que quizá en la selección nos faltó. Son detalles que no pueden escaparse a la hora de querer ser competitivos y obtener resultados. A la hora de pelear son factores fundamentales.
- Como referente dentro del boxeo y tu experiencia Sería bueno conocer tus vivencias, tus sensaciones…
Pasé por Florida, Miami, entrené con un técnico cubano, Eufrasio González. Estuve un mes y medio en un campamento de Sulliman Barrera en boca ratón. Muy linda experiencia entrenar con un campeón mundial como Sulliman que iba a pelear por el título del mundo. De hecho ganó. Tuve la oportunidad de ser sparring de varios boxeadores. Allá se toman todo de manera muy profesional. Estoy muy contento. Recuerdo mis primeros pasos en Rosario, mi ciudad con Iván Prioti. Después estuve dos años en la Selección nacional, ahí participé de varios campeonatos internacionales. Mi última presentación fue en el preolímpico en la rural, que bueno, no pude clasificar a los juegos. Me llevé uno de los tragos más amargos de mi carrera al perder con el norteamericano. Además de todo eso, la reacción de mi entrenador, Julio García, no me pareció la adecuada. La verdad que me dolió mucho tener un entrenador que reaccione de esa manera ante la adversidad, frente a la derrota a pesar de toda la preparación que veníamos teniendo. No me tocó ganar y encima que mi entrenador me haya desvalorizado, me haya hablado como lo hizo la verdad que no habla muy bien de él. Para mi fue un antes y el después en mi carrera, mi participación en la selección nacional toda mi vida como amateur. Desde ese momento empecé a pensar en el profesionalismo. Por ahí hoy lo cuento porque ya pasó un tiempo, se enfriaron las cosas, me replanteé muchas veces lo que pasó aquella tarde en el preolímpico. Pienso que el hecho de que un boxeador baje del ring después de haber perdido por nocaut técnico, encima por una clasificación tan importante para todo atleta, que tu entrenador te espere agrediéndote, me parece que no es una linda actitud. No me parece la manera en la que se deben enfrentar ese tipo de situaciones, más aún como parte fundamental de un equipo, como lo es la figura del entrenador. Como boxeador te sentís muy frustrado, humillado, justo en el momento en el que más respaldo necesitas. Pero bueno, ya decidí ponerle un punto aparte. Con mi poca experiencia en el amateurismo decidí dar inicio a mi carrera profesional y unos de los factores fundamentales ha sido esa experiencia con García. Pienso que el boxeo argentino tiene grandes talentos que tal vez no se están explotando por la situación actual. Por la falta de respaldo de parte de los promotores, y eso hace que por ahí muchísimos talentos queden en el camino o que chicos que están en el CeNARD o no, que no tienen una beca, no pueden entrenarse bien, dedicarse. Esta es una de las principales diferencias que noté al estar en el exterior. Cualquier chico que sea promesa, los sponsors se acercan, los promotores van detrás ayudando para que los atletas puedan salir adelante.
- ¿Qué objetivo tenes en el boxeo? Sé que abriste una escuela en Arenales ¿Te gusta enseñar?
Mi objetivo personal y deportivo es poder llegar a ser campeón mundial. Eestar dentro de los cinco mejores libra por libra. Me gusta enseñar sabiendo que puedo aportar mi granito de arena dentro del deporte. Me gusta poder brindar una posibilidad a los chicos y erradicar ciertos mitos del boxeo. Ese es mi objetivo desde lo social. Tuve la oportunidad de abrir esta escuela en mi pueblo, Arenales que son seis mil habitantes. Tuve muy buena respuesta por ser un pueblo tan pequeño. Esto me llena como deportista y como persona.
- En la cárcel de Junín también estás trabajando ¿De qué se trata eso?
También lo hice en Junín, provincia de Buenos Aires, sí. Qué mejor oportunidad para los presos que poder canalizar todas sus energías por medio de este hermoso deporte y que lo puedan tomar como un estilo de vida de la misma manera que yo lo hago.
- De haberse cumplido con aquellas cuestiones que resaltas para que un deportista pueda crecer y desarrollarse ¿Te habrías quedado en la selección?
Sí, pienso que otro ciclo me hubiera quedado. Si se hubiese podido trabajar de otra manera. Uno de mis sueños, que no pude concretar, era poder estar en la cita máxima que son los Juego Olímpicos. Es algo pendiente en mi carrera. No fue el momento, no se dio. Quizá si las condiciones hubiesen sido otras me habría quedado. Pero pienso que tomé una decisión correcta en este momento por cómo se está viviendo el boxeo en Argentina.
Por Beto Palmetta

 

Rumores de la Calle













Ud. es el visitante N°:


 

LA GACETA online | Director: Pedro N. Benitez - CP: 6005 Gral. Arenales | All rights reserved - Todos los derechos reservados | Dirección Postal: Tucuman 459 - Gral. Arenales
redaccion@lagaceta-regional.com.ar - administracion@lagaceta-regional.com.ar- ventas@lagaceta-regional.com.ar| Tel: (0236)-154318697